Inicio País Empresa que vendió pechugas a $40.000 para niños pobres de Cartagena era...

Empresa que vendió pechugas a $40.000 para niños pobres de Cartagena era ferretería

159
COMPARTIR

Blu Radio siguió indagando tras las denuncias de la Contraloría General de la República, relacionadas con los sobrecostos e irregularidades en los contratos para el suministro de alimentación para los niños y jóvenes de cerca de 100 colegios de Cartagena y pudo constatar varios hechos nuevos e indignantes.

De acuerdo con el certificado de Cámara de Comercio de Cartagena, la Comercializadora La Nueva Esperanza S.A.S, empresa que está en el ‘ojo del huracán’ por haber cobrado a la alcaldía de ‘La Heroica’ hasta 40.000 pesos por cada pechuga de pollo y otros abusos, tiene como actividad principal el “comercio al por menor de artículos de ferretería, pinturas y productos de vidrio en establecimientos especializados”. Es decir, la compañía es una ferretería que se ganó una licitación para suministrar alimentos a los niños menos favorecidos de Cartagena.

Posteriormente, en el certificado de Cámara de Comercio, renovado el 30 de marzo de 2016, la misma comercializadora modificó sus datos generales y a la tarea de ferretería le agregó “suministro de productos perecederos y no perecederos para el consumo humano a entidades públicas y privadas como granos, aceites, harinas, leche en polvo y líquida, carnes rojas y blancas, entre otros”.

 

Pero esto no es lo único que encontró Blu Radio. De acuerdo con una carta enviada el pasado 16 de noviembre al despacho del contralor delegado para el sector social, José Antonio Soto Murgas, la DIAN confirmó que al verificar el Registro Único Tributario-RUT de la Comercializadora La Nueva Esperanza, la entidad, curiosamente, tiene dos actividades inscritas:

1-“Comercio al por mayor de materiales de construcción, artículos de ferretería, pinturas, productos de vidrio, equipos y materiales de fontanería y calefacción”.

2-“Comercio al por mayor de productos alimenticios”.

Lo más revelador del documento de la DIAN es que, según sus registros, la Comercializadora La Nueva Esperanza, a pesar de que retuvo IVA por las ventas que hizo a la Alcaldía de Cartagena relacionadas con alimentos para los menores de edad, no los declaró ante las autoridades de impuestos.

Dice el documento: “Revisada la obligación financiera, se pudo establecer que no aparecen reportes de declaraciones de IVA presentadas por el contribuyente Comercializadora La Nueva Esperanza SAS, en los meses de agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2016”.

 

 

Dinos tu opinión

comentarios