Inicio Tecnología Beneficios para empresas que inviertan en ciencia y tecnología

Beneficios para empresas que inviertan en ciencia y tecnología

320
COMPARTIR

Como parte de la estrategia para consolidar empresas más competitivas y productivas que inviertan en investigación, desarrollo e innovación, el Gobierno nacional promocionó una serie de beneficios tributarios que se verían reflejados en ahorros de impuestos cada vez mayores para los empresarios, si estos se derivan de la combinación entre deducciones y descuentos.
Para acceder a estos beneficios que buscan reducir de forma significativa el valor del impuesto de renta a pagar, los empresarios interesados deberán formular un proyecto de investigación científica, desarrollo tecnológico o innovación, iniciativa que deberá ser calificada por el Consejo Nacional de Beneficios Tributarios en Ciencia, Tecnología e Innovación.
Anteriormente, los beneficios para los empresarios que invertían en ciencia, tecnología e innovación se hacían a través de una deducción de impuestos sobre la renta líquida gravable. Pero desde que entró en vigencia la más reciente Reforma Tributaria (Ley 1819 de 2016) los incentivos son calculados sobre el valor del gravamen a pagar y sobre la renta líquida gravable.
Esto significa que los empresarios pueden deducir el 100 % de la inversión hecha sobre la renta líquida gravable. Sumado a lo anterior, pueden descontar de su impuesto sobre la renta el 25% del valor invertido en el proyecto de ciencia, tecnología o innovación.
Los empresarios que tomen la decisión de poner en marcha estas inversiones podrán realizarlas, de acuerdo como lo señala el artículo 256 del Estatuto Tributario, en unidades de investigación, en desarrollo tecnológico dentro de las empresas, en incubadoras de base tecnológica, en centros de ciencia y en otras organizaciones que tengan el aval de Colciencias.
“Queremos que cada vez más empresas de diferentes renglones de la economía le den cabida a la innovación por medio de estos incentivos. Hasta el momento, empresas de sectores como manufacturas, información y comunicaciones, financiero, comercio, suministro de electricidad, entre otros, han empleado estos beneficios”, manifestó Daniel Arango Ángel, viceministro de Desarrollo Empresarial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.
Durante 2016, el Gobierno nacional estableció un cupo de $ 500.000 millones para beneficios tributarios a través de innovación, desarrollo e investigación. Estos recursos fueron asignados en su totalidad para beneficiar a 165 empresas de diferentes sectores. Además entre 2015 y 2016 el número de proyectos aprobados pasó de 157 a 368.
Con el fin de promover la participación de empresas de sectores diferentes a los que se han postulado a la obtención de beneficios, el Gobierno diseñó un mecanismo que da puntos adicionales para calificar a las compañías que presenten iniciativas de la mano de pequeñas y medianas empresas (pymes) y también de firmas correspondientes a sus cadenas de proveedores.
Los proyectos aspirantes a obtener beneficios tributarios que en su formulación y resultado busquen aportar a los objetivos de desarrollo sostenible, establecidos por el Consejo Nacional de Beneficios Tributarios, podrán obtener 10 puntos en la calificación global del proyecto. Estos objetivos incluyen, por ejemplo, temas como pobreza, salud, educación, igualdad de género, energía, crecimiento económico, cambio climático, entre otros.

Dinos tu opinión

comentarios