Inicio Salud Los riesgos de exponer a los niños a una pantalla

Los riesgos de exponer a los niños a una pantalla

177
COMPARTIR

Si usted es de los que utiliza alguna pantalla, sea de celular, tablet o Tv para distraer a su hijo pequeño, le informamos que está cometiendo un grave error, pues según los expertos un niño menor de 3 años de edad no está en una madurez cerebral como para asumir este tipo de información.

Y no solo eso, al hacerlo está interfiriendo en el desarrollo de sus habilidades motrices, en la función distintiva de su lenguaje y en su autonomía. “Un niño aprende más de una persona que de una pantalla”, así lo explica la psicóloga Laura Mabit, de la Clínica Montserrat.

“En estos tiempos en que es difícil huir de las pantallas, los padres muchas veces optan por distraer a sus hijos con las pantallas, pero esto no se debe hacer, ya que el cerebro de los pequeños está apenas en formación y hacerlo puede traer consecuencias como disminuir el juego simbólico, que es esencial en su desarrollo, no se lleva a cabo una buena interacción con el entorno y por ende no hay un buen desarrollo del lenguaje porque no hay esa interacción social”, recalcó Mabit.

De esta manera, sugiere la psicóloga lo ideal es no introducir pantallas en los infantes menores de 3 años. Después, se podría utilizar como acompañar el niño en el descimbramiento de este material a partir de juego o video adecuado a su edad. La presencia como el control del adulto es esencial y primordial con fin que el niño se sienta acompañado. Hasta los 6 años es importante que un adulto comparta con el niño la utilización de ese material. A partir de los 6 años se podría dar poco a poco un manejo individual pero con un control del adulto del contenido y del tiempo.

“Antes de los 11 años los niños no saben manejar el tiempo, entonces ellos pueden pasar horas y horas pegados de una pantalla sin darse cuenta de lo que llevan ahí, por eso es fundamental que los padres tengan un control, que ellos decidan qué ver y el tiempo a invertir”, explica la psicóloga.

De modo que, insiste la experta, el acompañamiento de los padres siempre se debe dar, debido a que los niños no tienen tampoco un nivel de su manejo emocional, y si el contenido que observan es violento, este los puede afectar, ya que ellos no están con la madurez para saber cómo manejar ese aspecto emocional y afectivo que absorbieron.

Así que señor padre de familia, recuerde que es importante que los niños empleen  su tiempo en juegos al aire libre, que se les incentive la lectura, sus aficiones y el uso de su imaginación, por eso aun está a tiempo ofrecerle a sus hijos otro tipo de actividades que no tengan que ver con pantallas.

“Si ya el niño está acostumbrado a pasar varias horas del día en una pantalla, el objetivo es que poco a poco vaya disminuyendo esa cantidad hasta llegar a los 15 minutos diarios, que es lo ideal. Por ejemplo, si el menor pasa tres horas diarias, actividades acumuladas de pantallas, pues entonces empiece con disminuir media hora al principio y así sucesivamente hasta llegar al tope permitido”, recomiendo al Mabit.

De la misma forma, destaca la psicóloga, es importante analizar el tipo de ejemplo que estamos dando los padres o  los adultos, a los menores, porque si son de aquellos que se la pasan todo el tiempo con el celular y hasta en la hora de la comida con qué argumentos se piensa direccionar o corregir esa falla.

Tenga en cuenta

  • No ofrezca videojuegos antes de los seis años, a esa edad deben favorecer sus su capacidad motora
  • A los 9 años se les puede ofrecer la posibilidad de acceder a internet, pero siempre con la supervisión del adulto. Explíquele a su hijo que puede ser público y privado y de los riesgos que hay
  • El uso de las redes sociales no debe hacerse antes de los 12 años
  • Importante supervisar también el contenido que ofrecen los youtubers, ya que algunos pueden ofrecer tips interesantes mientras otros no

 

 

 

 

 

 

 

 

Dinos tu opinión

comentarios