Inicio Internacional ¿Por qué se celebra el Día Internacional del Trabajo el 1 de...

¿Por qué se celebra el Día Internacional del Trabajo el 1 de mayo?

70
COMPARTIR

Como cada año, el 1 de mayo se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Trabajo, también conocido aquí como el Día del Trabajador. Veamos por qué esta celebración se lleva a cabo el primero de mayo.

Historia

En 1884, en un país que comenzaba a industrializarse, los sindicatos estadounidenses se entregaron a un congreso durante dos años para tratar de imponer una limitación de la jornada laboral de 8 horas. Eligieron comenzar su lucha el 1 de mayo porque muchas compañías estadounidenses comenzaban su año contable ese día, en el que también terminaban los contratos.

Así, el 1 de mayo de 1886, la presión sindical permitió a unos 200.000 trabajadores obtener la jornada de ocho horas. Otros empleados, cuyos empresarios no aceptaron esta reclamación, iniciaron una huelga general. Eran unos 340.000 en todo el país. Un par de días más tarde, en una manifestación acabaron con la vida de 3 de los huelguistas de McCormick Harvester en Chicago. El día siguiente se celebró una marcha de protesta por estos hechos, que esta vez acabarían con 8 muertos a manos de la policía.

Jornada de 8 horas

Tres años después de estos violentos enfrentamientos, la 2ª Internacional Socialista se reúne en París, con motivo del centenario de la Revolución Francesa y la Exposición Universal. Decidió hacer cada 1 de mayo un día de manifestaciones con el objetivo de reducir la jornada de trabajo a 8 horas, o 48 horas semanales. Hasta entonces, era habitual trabajar 10 o 12 horas al día, y solo librar el domingo.

El 1 de mayo de 1890, el evento se celebra en la mayoría de los países, con diversas participaciones. Pero al año siguiente, en el norte de Francia, la manifestación vuelve a la tragedia: la multitud de manifestantes acaba con nueve muertos a manos del Ejército. El 1 de mayo empieza a arraigar en la tradición de lucha de los trabajadores europeos.

El horizonte parece despejarse después de la Primera Guerra Mundial. El tratado de paz firmado en Versalles el 28 de junio de 1919, establece en el artículo 247 “la adopción de la jornada de 8 horas o la semana de 48 horas como una meta que se debe alcanzar donde no se haya alcanzado”. En España, el Gobierno en el Decreto de 3 de abril de 1919 fijó la jornada máxima de 8 horas diarias, siendo nuestro país el primero del mundo en establecer por ley la jornada laboral de 8 horas.

 

 

 

Dinos tu opinión

comentarios