Inicio Actualidad “Así nos ven” de Netflix: la historia de la vida real de...

“Así nos ven” de Netflix: la historia de la vida real de los ‘Cinco de Central Park’

311
COMPARTIR

Trisha Meili, una empleada de un fondo de inversiones de Wall Street, blanca, de 28 años, fue brutalmente atacada y violada la noche del 19 de abril de 1989 en la zona norte de Central Park, en Nueva York. Al mismo tiempo, un nutrido grupo de adolescentes afroamericanos e hispanos de Harlem cometían pequeños robos y asaltos también en el norte del parque. La policía los detuvo para interrogarlos tanto por aquellos incidentes como por la violación de Meili y, presionada para encontrar con rapidez al culpable, acabó acusando a cinco jóvenes, menores de 16 años, que fueron encontrados culpables y enviados a prisión.

A esos chicos se les empezó a conocer como los Cinco de Central Park porque habían sido acusados y condenados sin suficientes pruebas, y en medio de un clima racial muy enrarecido, y son los protagonistas de Así nos ven, la miniserie que Ava DuVernay ha creado para Netflix sobre el caso, y que se estrena mañana, viernes 31 de mayo.

Las primeras críticas que llegan desde Estados Unidos la definen como fundamental y mucho más que una historia de true crime, o el retrato de una injusticia. Tampoco es la primera vez que esta historia se cuenta en televisión; Ken Burn supervisó, en 2012, un documental para PBS sobre el caso. Antes de que se estrene Así nos ven, veamos quiénes eran estos cinco adolescentes y las circunstancias que los llevaron a pasar entre seis y trece años en la cárcel.

El caso de la corredora de Central Park
La noche del 19 de abril de 1989 se denunciaron varios actos delictivos cometidos en la parte norte de Central Park. Varios adolescentes de Harlem se dedicaron a asaltar a corredores que se movían por la zona, atacándolos con piedras y otros objetos contundentes. Alrededor de las 21:30, varios agentes de policía se desplazaron a esa parte del parque y detuvieron a una treintena de jóvenes, entre ellos, Antron McCray, Yusef Salaam, Korey Wise, Raymond Santana y Kevin Richardson.

A la 1:30 de la madrugada fue descubierto el cuerpo de Trisha Meili. Había salido a correr sobre las 21 y había sido violada y golpeada salvajemente, hasta quedar moribunda. La policía interrogó a los adolescentes que había detenido al principio de la noche hasta que consiguió que esos cinco chicos confesaran haber participado en el crimen, aunque ninguno afirmó haberla violado. Meili no podía ofrecer testimonio de lo ocurrido porque había entrado en coma.

Las acusaciones contra los cinco jóvenes (cuatro afroamericanos y uno hispano) se basaron casi exclusivamente en lo que habían declarado a la policía, ya que su ADN no coincidía con el encontrado ni en la víctima ni en el escenario del crimen. Éste se había cometido, además, en un momento en el que las tensiones raciales estaban a flor de piel en Nueva York y la criminalidad era muy elevada.

En la misma noche del ataque a Meili, una mujer negra de 38 años había sido también violada por dos hombres en una azotea y, después, arrojada al vacío. Sobrevivió a la caída, pero su caso quedó confinado a la sección de Local de los periódicos, mientras el de Meili adquiría relevancia nacional y Ed Koch, alcalde de la ciudad, afirmaba que era “el crimen del siglo”. Donald Trump llegó a pagar anuncios en los principales diarios neoyorquinos pidiendo que fueran condenados a muerte.

En semejante clima, los cinco acusados tenían pocas opciones de librarse de la cárcel. La víctima no recordaba nada de lo que había ocurrido esa noche, por lo que sus confesiones los llevaron finalmente a ser encarcelados por el máximo para su edad, entre cinco y diez años.

Sus condenas no fueron revocadas hasta 2001, cuando un violador en serie llamado Matías Reyes, en prisión por otros delitos, confesó haber sido el único autor del crimen.

Los responsables de la serie
Korey Wise, uno de los Cinco de Central Park, contactó por Twitter con Ava DuVernay para contarle lo mucho que le había impactado su película Selma, y para sugerirle que en su historia podía haber tema suficiente para otro filme. O, en este caso, una miniserie de cuatro capítulos.

DuVernay ha contado con el asesoramiento de los condenados y sus familias y cuenta todo el caso desde el punto de vista de ellos. Sus intérpretes son todos actores desconocidos y, en algunos casos, hasta debutantes, con la excepción de Jharrel Jerome, que llamó la atención de Hollywood por su participación en Moonlight. Entre los personajes adultos sí hay caras mucho más familiares para los aficionados a las series, desde Vera Farmiga a Michael K. Williams o Niecy Nash.

La directora ya tocó el racismo institucionalizado en su documental sobre la encarcelación masiva, Enmienda XIII, también para Netflix, y ha asegurado en varias entrevistas que lo que pretende con Así nos ven es mostrar cómo el clima enrarecido de entonces no se ha disipado en la actualidad: “el caso se construyó sobre emociones que fueron completamente fabricadas por lemgueja agresivo y una presentación parcial de los hechos. Estamos otra vez así. La gente me llama una conspiradora, porque siempre estoy considerando la opinión contraria, pero en realidad procede de que no sé seguro qué es esto. Voy a preguntar y a preguntarme a mí misma. Eso le pido a la gente que haga”.

Dinos tu opinión

comentarios